BÚSQUEDA DE UN ACUERDO GLOBAL SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Uno de los mayores retos a los que parece que tendremos que enfrentarnos en las próximas décadas es el de buscar una solución eficaz, y global, que permita gozar de un mínimo de protección de nuestro datos personales en internet. El auge de las nuevas tecnologías, el almacenamiento de nuestra información en “la nube”, la existencia de las redes sociales, y en suma, la digitalización de la vida, abre nuevas brechas en lo que a protección se refiere. Expertos en la materia de todo el mundo valoran la creación de un marco regulador común, que establezca ciertos límites para proteger, en la medida de lo posible, la privacidad de los usuarios.

Quizá el más grave problema al que nos enfrentamos sea ése: La no existencia de bases comunes. Las diferencias legales entre unos países y otros son notables, cuando no entre unos continentes y otros. Europa, por ejemplo, ofrece mayor control que EE.UU, donde, por su especial cultura, la responsabilidad individual de cada uno es más tenida en cuenta (no sin cierta, razón, pues a fin de cuentas nosotros somos los responsables últimos de nuestros datos), lo que a su vez, otorga a las empresas estadounidenses cierta ventaja competitiva.

Lo que está claro es que éste es un problema a afrontar en los próximos años, pues preocupa a una parte significativa de los usuarios, que temen que, en el futuro, su información pueda estar disponible para terceros sin su autorización expresa.

Especialmente peligrosa parece la tendencia de guardar nuestra documentación, empresarial o personal, en “la nube”. Es decir, el uso de servidores externos (propiedad de empresas privadas) para preservar nuestra información en caso de fallo o problema en nuestros dispositivos. No se puede negar que estos servicios ofrecen múltiples posibilidades de desarrollo, tanto profesional como personal, pero la idea de guardar nuestras fotografías, diarios, cartas, o cualquier otro documento, en manos de terceros, con la libertad poco vigilada de la que hace gala la red, es motivo de suspicacia para muchos. En cualquier caso, existen numerosas empresas que prestan servicios en este sentido, ofreciendo sistemas de almacenamientos para profesionales o para uso personal. Por ejemplo, cualquier interesado puede conservar sus documentos con Iron Mountain, haciéndolo en un espacio físico, digitalizándolo, etc. Las opciones de empresas y servicios son variadas y siempre podemos encontrar una de nuestro agrado.

El objetivo de la propuesta no es demonizar a los usuarios, sino crear un marco legal que proteja a los clientes para preservar aquello que no quieran revelar, o directamente, borrar su vida de la red si ese es su deseo.

 
 
 

About the author

More posts by

 

 
 
Cigarrillos Electrónicos | Ecigarro | Noticas musica | Noticias y comunicados | Comunicados de prensa | Noticias poker | La Bolsa Hoy | Cigarro eletrónico

Copyright © 2017 El patio politico. All Rights Reserved.           
Formulario de contacto