El vapeo se ha puesto muy de moda en España en los últimos años y parece que no hay manera de pararlo. Vemos cientos de tiendas de cigarrillos electrónicos y marcas como Vapo ya cuentan con tres tiendas en Madrid solo. Muchos medios han publicado informaciones negativas sobre este sector, pero ¿realmente es tan malo el llamado “vapear”? Tenemos que hacernos la pregunta, que si el tabaco tradicional contiene más de 4000 sustancias tóxicas y el vapeo no contiene prácticamente ninguno de estos elementos, además de que hace unos años salió un estudio médico avalado por el Ministerio de Salud de Reino Unido donde afirmaban que el cigarro electrónico es, al menos, un 95% menos dañino que el tabaco, entonces, cuando leemos constantemente la mala prensa sobre este sector, nos volvemos un poco sospechosos. Es decir, si tanta gente está consiguiendo dejar de fumar con este producto y resulta ser un 95% menos dañino que fumar, ¿realmente es justo que tengamos que leer prensa negativa sobre algo que teóricamente podría salvar millones de vidas?

La vida está llena de contradicciones y hoy en día parece que no podemos fiarnos de nada ni de nadie, entonces es cuando tenemos que basarnos, en parte, en nuestro sentido común. Sabemos que hay intereses financieros de todo lo que mueve masas en el mercado y esto es peligroso. Un día nos dicen que tenemos que beber al menos un vaso de leche al día y de repente la leche es mala. El azúcar siempre ha sido promocionado como algo bueno en pequeñas cantidades, pero ahora hay un sinfín de documentales que gritan “¡dejar de tomar azúcar ya!” ¿Quién dice la verdad? Con lo que al vapeo respeta, ya está más que demostrado lo mortal que llega a ser el tabaco, sí o sí. Entonces, si tenemos que elegir, o seguir fumando, o probar esta alternativa que por ahora no ha causado ninguna muerte, a pesar de tener millones de usuarios, pues evidentemente no es difícil pensar que lo más inteligente sería probar a dejar el tabaco con el cigarrillo electrónico, con el objetivo de dejarlo todo al final ya que no hay nada más sano que respirar oxígeno puro.

Hace pocos años tuvieron que cerrar centenares de tiendas de cigarrillos electrónicos en toda España debida a la desinformación sobre el sector. Ahora parece que están abriendo de nuevo y les va bien. Esperemos que esto siga y que no se intente ni prohibir ni criticar algo que está ayudando a millones de personas alrededor del mundo. Somos libres de elegir siempre que no hagamos daño a nadie y cuando se habla de salud, pues, mientras que el tabaco se siga vendiendo de forma libre y tiene enganchado a millones de personas, sería razonable no meterse con nuestra salud hasta el punto de ponernos difícil conseguir este producto alternativo. Si se sigan metiendo con el Vapeo es como si nos están diciendo que, si queremos aspirar algo, pues que sea tabaco. Pues no, que no nos tomen por tontos.

Contacto: