Phoenix, AZ – Todos los residentes de Arizona saben que el valle es un paraíso durante ocho meses del año y un infierno los otros cuatro. A menos de que las temperaturas de 120 grados (49 º C), los caprichosos monzones o los incendios forestales sean algo de su agrado, pasar la temporada de verano en el estado no es fácil.

Una manera de tolerar las altas temperaturas del verano es encontrar actividades que nos refresquen. Pasar el tiempo en la alberca no es mala idea, además de ser una actividad favorita de los niños. Y por supuesto, siempre hay que estar vigilante de los pequeños, sin importar que esté en la alberca de su propia casa, la alberca pública o el parque acuático.

Salga de la rutina y lleve de paseo a la familia al lago. Los viajes cortos en el verano brindan oportunidad de diversión además de cultivar la unión familiar. Otra buena idea es la de visitar el rio y flotar en la corriente montado en un salvavidas. Cualquiera que sea su preferencia, usted y su familia disfrutarán de un día menos caluroso.

Ahora que si usted no desea pasar tiempo en el agua, un viaje al norte del estado, donde las temperaturas son más templadas, lo llevará a Flagstaff. Allí tendrá opciones de caminar por el bosque bajo la sombra de los pinos o pasear por la zona del centro y visitar alguno de sus restaurantes o tiendas especializadas para excursiones; todo sin sentir el agobio del calor.

Tenga en mente que aunque los meses del verano en Arizona parezcan ser interminables, la llegada del otoño e invierno, le recordarán el por qué Arizona es un gran lugar para vivir. ¿Le gustaría palear nieve de un metro de altura de su banqueta por tres meses durante el invierno?

Contacto para nota de prensa:

Hastings y Hastings
Kristy Guell
[email protected]
(480)706-1100
http://hastingsandhastings.com

Contacto:

Hastings y Hastings

www.hastingsandhastings.com