Abre la puerta a la inspiración… Así reza el nuevo mensaje que puede leerse en todas la tiendas que Ikea tiene repartidas por nuestro país. Una inspiración que a partir del 31 de agosto se anunciará al toque de ¡cartero comercial!, cobrará forma de flamante catálogo, y vendrá de la mano de 603 distribuidores capaces de repartir 8.416.124 ejemplares en tan solo 18 días.

Las cifras asustan, y si nos paramos a pensar parece imposible lograr semejante hazaña. Sin embargo, la estampa del catálogo asomando por el buzón se repite año tras año sin excepción. La responsabilidad de que nada falle y de que cada familia pueda disfrutar de su ejemplar corre a cargo de Geobuzón, la unidad de negocio de Mediapost Group especializada en marketing directo. Con una amplia red territorial que le permite ejecutar campañas de buzoneo en MadridBarcelona y cualquier rincón de la geografía española, Geobuzón es desde 2001 el proveedor de confianza para Ikea.

Un mérito ganado a base de trabajo y resultados. No en vano, si a la capacidad para gestionar una campaña que mueve 3.198 toneladas de peso —el equivalente a 18 ballenas azules— y que impacta en 8,4 millones de hogares, le sumamos toda la experiencia de Geobuzón en planificación y logística; la confianza que deposita la compañía sueca en la empresa española está más que justificada.

“Lo que ofrecemos a Ikea es un servicio integral de aprovisionamiento, almacenaje y distribución de todos sus folletos y catálogos en viviendas previamente seleccionadas”, subraya Juan Castañón, responsable global de Geobuzón. A tal efecto se apoyan en el área de business intelligence, donde mediante herramientas de geolocalización y geomarketing se consigue “segmentar a las audiencias y clientes con más potencial”.  En lo que forma parte de un proceso que según Castañón exige “una ejecución rigurosa en aras de aportar la máxima visibilidad y retorno de la información”.

Para que el catálogo llegue en tiempo y forma al buzón, antes se realiza una ardua labor de planificación compuesta por diferentes fases. La primera de ellas da comienzo en julio, y comprende la elección de las zonas donde se repartirán los catálogos. La segunda se inicia 45 días antes de la distribución, y en ella “se hace la recogida en las imprentas, se prepara toda la cartografía y se carga en el sistema”, explica Castañón. Finalmente, los últimos días de agosto, se da el pistoletazo de salida al reparto. La fase más decisiva es a su vez la más corta. Dieciocho días en los cuales cada repartidor sabe en qué sectores debe distribuir, y va reportando la actividad en tiempo real por medio de herramientas de seguimiento.

Responsabilidad y conciencia ecológica

Pero qué sería de una campaña de semejante volumen si no tomara conciencia ecológica. En este sentido, cabe decir que el compromiso de Geobuzón es respetar y cuidar el medioambiente con acciones que van desde la participación en proyectos de reforestación en Latinoamérica hasta el asesoramiento en el uso de papel procedente de bosques sostenibles. Una medida, esta última, que Ikea ha implementado con éxito en la fabricación de sus catálogos.

Sin lugar a dudas, la relación entre Ikea y Geobuzón promete seguir dando frutos en el futuro, alcanzando cada vez a más hogares e inspirando a propios y extraños. Así que ya lo sabes: abre la puerta a la inspiración

 

Contacto:

Geobuzón

@geobuzon_mp

912 900 420