Tauroentrevista a Mariví Romero: “Los toreros hacen lo mismo de siempre; cada uno va a lo suyo y los demás a morir”

Mariví Romero ha sido la primera crítica taurina de la historia. Durante casi 40 años se ha dedicado al periodismo taurino. Comenzó trabajando en distintos periódicos y, en el año 1973, alcanzó mayor popularidad al ser directora y presentadora del famoso programa emitido en Televisión Española “Revista de Toros”. Este espacio, dedicado en su totalidad al mundo taurino, estuvo en antena durante 12 años y le dio gran fama a la periodista. Después trabajó en la radio, en emisoras como Onda Cero y Cope y, finalmente, colaboró en la televisión autonómica valenciana hasta hace cinco años. En esta entrevista Romero se ha mostrado amable, sincera y, sobre todo, ha dejado ver que siempre estuvo, y sigue, enamorada de la tauromaquia.

 

-¿Cuándo empezaron a gustarle los toros?
Las corridas de toros empezaron a interesarme aproximadamente cuando tenía 12 años. Empecé a informarme de todo lo que suponía el toreo. Fui a las plazas acompañada siempre de alguna persona que sabía y entendía de esto, como por ejemplo Rafael Campos de España.

 

-¿Le fue difícil abrirse un hueco en el periodismo taurino?
Lo malo no fue empezar a escribir. Lo complicado y lo difícil fue entrar en este mundo del toro siendo una mujer. Este es un espectáculo demasiado machista, en todos los aspectos. Eso fue lo difícil, empezar a escribir no porque empecé a publicar mis escritos en el diario Pueblo del que mi padre, Emilio Romero, era director.

 

-¿El apellido Romero le ha ayudado o perjudicado?
Ayuda en un momento; en el principio. Eso sí no quiero que nadie piense que ayuda para ponerme ahí como si fuera un enchufe. El que mi padre fuera un conocido periodista hizo que yo misma me sintiera mucho más Romero y no quisiera defraudar su apellido. Yo debía responder e intentar mantener el listón.

 

-¿Cree que los toros son, principalmente, para hombres?
No necesariamente. Cuando yo me metí en esto intenté que no fuera así. Hay muchas aficionadas, empresarias y ganaderas que saben de toros y del campo más que los hombres. También han existido grandes toreras, a las que ponían muchas zancadillas pero que han conseguido demostrar que las mujeres también pueden valer en esto perfectamente.Lo único es que este es un mundo “cerradito”, aunque ahora se está abriendo un poco más.

 

-¿Cuál es su torero favorito?
Nunca he tenido un torero preferido. Si lo hubiera tenido siempre me hubieran dicho: “a él le disculpas todas las cosas, ha cometido estos errores pero le disculpas todo porque es tu favorito”. Me han gustado algunos en algunos momentos. El maestro Antoñete para mí ha sido uno de los mejores aunque en ocasiones, cuando estuvo mal, le puse mal. En su momento me gustó Manzanares padre. Otro de los toreros de mi época que me gustó fue Miguel Arroyo “Joselito”.

 

-¿Y algún torero actual que le guste?                                                                          

 En los tiempos en los que vivimos hay toreros que de vez en cuando hacen las cosas como tienen que hacerlas. El hijo de Manzanares, por ejemplo, Morante dela Puebla y El Juli, que ahora está muy poderoso.

 

-¿A quién destacaría de los periodistas de su época?
A Joaquín Vidal que escribía en El País. Era una persona muy seria y consecuente consigo mismo. Nunca dio su brazo a torcer, siempre le he admirado muchísimo. Los demás periodistas taurinos éramos un enjambre; todos más o menos iguales. Dentro de nuestra generación, sin duda, destacó Vidal por sus grandes crónicas literarias.

 

-¿Le gusta el periodismo taurino que se está haciendo en estos momentos?
En los toros no hay demasiado periodista joven que quiera comprometerse y seguir el camino de los que hemos estado ante. Hay que tener en cuenta que en el periodismo ahora hay mucha política y los periodistas están supeditados a las líneas editoriales de los medios en los que trabajan. El auge de los periodistas taurinos fue cuando yo estaba en pleno movimiento. Todos éramos una piña y luchábamos por la fiesta, defendiéndola de todos los depredadores que había. Yo ya he acabado mi ruta y espero que los jóvenes luchen por ella.

 

 

¿Qué futuro augura para la fiesta?                                                                               

Los taurinos no han sabido defender ni vender la fiesta, por eso los políticos de Cataluña han prohibido los toros. El escalafón es muy corto y se ha descuidado muchísimo el campo. En las ganaderías bravas solo hay una sangre; todos son Núñez, no hay variedad en las razas de los toros. Con esto no te digo que la fiesta de los toros vaya a desaparecer, pero sí que se ha degenerado bastante. Mientras haya toreros no desaparecerá. También puede ocurrir que se la queden los franceses, que son más listos que nosotros.

 

 

* Foto de Mariví Romero extraída del libro “La mujer en el mundo del toro” de Muriel Feiner.

 

 

 

Tags: , ,

 
 

About the author

More posts by

 

 

 

Add a comment

You must be logged in to post a comment.

 
 
Cigarrillos Electrónicos | Ecigarro | Noticas musica | Noticias y comunicados | Comunicados de prensa | Noticias poker | La Bolsa Hoy | Cigarro eletrónico

Copyright © 2017 El patio politico. All Rights Reserved.           
Formulario de contacto